Todo lo que debes saber sobre los monzones a la hora de viajar

con No hay comentarios

Ahora que muchos de nosotros empezamos a planear a dónde ir este próximo verano queremos hablaros de un tema muchas veces importante a la hora de decidirnos por uno y otro destino. Especialmente si en nuestras mentes gravitan destinos algo exóticos en los que el tiempo es difícilmente previsible. Se trata de los famosos y a veces temidos monzones. ¿Qué son? ¿Cuándo es época? ¿Qué pasa si viajamos y nos atrapa uno de ellos? Todas esas preguntas y alguna más trataremos de resolverlas en las próximas líneas. ¡Allá vamos!

Época-de-monzones

Los Monzones, tal y como explican la Geoenciclopedia, se trata de “la inversión de los vientos en los mares localizados entre Arabia y la India” y provocan “cambios estacionales responsables de abundantes lluvias en las regiones de climas cálidos y húmedos del sur y sureste de Asia, pero también pueden presentarse en otras partes del mundo como Australia, el oeste de África e incluso América”. De ahí que resulte imposible establecer un calendario unitario y mundial de Monzones. Las épocas monzónicas varían en función de las regiones e incluso de los países de una misma región como veremos a continuación.

¿Cuándo es la mejor época para viajar?

Desgraciadamente no existe garantía alguna para no vernos afectados por los monzones o cualquier inclemencia del tiempo. El clima es una de esas pocas cosas que, por suerte, los humanos todavía no hemos logrado domesticar. Así que no queda más remedio que arriesgarse y, eso sí, saber cuando tenemos menos probabilidades de sufrirlos.

Época-de-monzones

La mayoría de países ‘monzónicos’ tienen dos estaciones: la húmeda y la seca… o menos húmeda. Nos vamos a centrar, especialmente, en los países asiáticos, destinos económicos y exóticos.

Tailandia: se trata de uno de los países con monzones más leves. Se concentran entre los meses de mayo y octubre, por lo que lo aconsejable es viajar fuera de nuestra habitual temporada de vacaciones. Algo que se repite en la mayoría de países.

Época-de-monzones

Laos: también con monzones considerados leves. Las lluvias se acumulan entre los meses de mayo y noviembre.

Época-de-monzones

Indonesia: impredecible debido a la multitud de isla que componen el país, Indonesia también entraría en la categoría de monzones leves. Pese a todo, las fuertes lluvias se concentran entre los meses de octubre y marzo.

Época-de-monzones

Camboya: lluvias moderadas en comparación con algunos de sus vecinos más cercanos. Los monzones se concentran, sobretodo, entre los meses de mayo y octubre.

Época-de-monzones

Sri Lanka: La intensidad de las lluvias se incrementa en Sri Lanka que, además, cuenta con dos épocas monzónicas diferentes en función del lado de la isla en el que se viaje. Aun así, la época en la que sería desaconsejable viajar sería la de los meses que van de octubre a enero.

Época-de-monzones

China: los peores meses para viajar a China son de abril a septiembre. La intensidad de las lluvias es media como en Sri Lanka y los mejores meses para visitar al gigante asiático serían de octubre a diciembre y en marzo.

Época-de-monzones

Filipinas: se trata, posiblemente, del país más complicado a nivel climático para viajar. Sus lluvias y huracanas suelen tener efectos devastadores en muchas regiones. Por eso, resulta más importante que nunca decidir bien cuándo viajar. La mejor época, sin duda, es entre los meses de diciembre y abril. Lo cual deja la época de marzo a noviembre como la más imprevisible en cuanto a eventos meteorológicos se refiere.

Época-de-monzones

India: otro de los países más complicados a nivel de monzones. Es recomendable evitar viajar entre los meses de junio a septiembre.

Época-de-monzones

Vietnam: las lluvias son muy intensas en este país que se recomienda evitar entre los meses de mayo a octubre. No obstante, la virulencia de los monzones pese a ser intensos no alcanza los niveles de Filipinas o la India.

Época-de-monzones

En otras regiones como Australia o Centroamérica, los monzones funcionan de manera diferente. Aunque siempre con efectos similares. Nuestra recomendación siempre es informarse bien y, además, contratar un seguro si no hay más remedio que viajar en las épocas menos recomendables.

Consejos para sobrevivir a un Monzón

El mejor consejo para sobrevivir a un monzón es, sin duda, la paciencia. Paciencia para aceptar las interminables horas de lluvia, aunque ésta te pille en mitad de la nada o de un plan ya programado con anterioridad. No hay más. Paciencia y dejar que pase el chaparrón.

Época-de-monzones

A parte de eso, pues viajar siempre bien equipado, con un chubasquero o poncho plegable de esos que cubren también la mochila con la que pasamos el día. O al cambio una funda para nuestra mochila que evite que todo el equipaje acabe empapado. Y tampoco está de más llevar un calzado que nos sujete bien el pie, permitiéndonos caminar en seco y en mojado — a ser posible de secado rápido. Y ya por último beber mucha agua ya que, pese a la lluvia, la humedad en el sudeste asiático es elevadísima y el riesgo de deshidratación aumenta. ¡Ánimo valientes y…

… felices aventuras!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.