Qué llevar dentro de tu botiquín

con No hay comentarios

Botiquín de emergencias para viajeros

El botiquín de primeros auxilios es una de las cosas que sin duda querrás incluir en tu mochila. Sin embargo, muchos son los que tienden a empacar demasiadas medicinas y utensilios. Cosas que, en la mayoría de los casos, podrás encontrar fácilmente allá donde vayas, en caso de necesitarlo. O cosas que, a menos que seas un profesional médico capacitado, no será fácil ponerlos en uso si la situación realmente lo requiere; en cuyo caso es probable que sea mejor encontrar un profesional médico.

Con el fin de ayudarte a preparar el botiquín de primeros auxilios adecuado para tus necesidades, tenemos los siguientes consejos:

1. Botiquín a Tu Medida

La mejor manera de asegurarse de que estás preparando el botiquín correcto es haciéndote tres preguntas bien simples:

a)  ¿Qué tipo de actividad planeas hacer? Si vas a participar en un viaje de senderismo de varios días o de escalada, entonces probablemente deberías incluir todas esas cosas que necesitarás en caso de emergencia y que no estarán disponibles durante tu aventura. Sin embargo, recuerde que la mayoría de los suministros médicos básicos probablemente también estarán disponibles en las farmacias de la ciudad donde aterrices antes de partir hacia cumbres más lejanas.

b)  ¿A qué tipo de destino te diriges? Un viaje “multi-destinos” por África puede requerir un kit de primeros auxilios más grande que si viajas solo por Europa. Pese a todo, es también muy probable que, al menos los suministros médicos básicos, puedas encontrarlos en farmacias de capitales y grandes ciudades.

c)  ¿Qué experiencia tienes en el uso de utensilios médicos y tratando las diferentes patologías? Si eres una enfermera o un médico, sería comprensible que quieras llevar todo lo que se necesita en caso de emergencia, porque sabes qué usar y cómo usarlo. Si por lo contrario no tienes ningún tipo de formación médica (como la gran mayoría), quizás debas considerar reducir el contenido de tu kit de primeros auxilios y dejar a los profesionales que se encarguen de las emergencias médicas.

2. Conocerse a Uno Mismo

Como paciente en potencia, hay algunas información básica sobre uno mismo que deberías conocer y que pueden llegar a salvar su vida en caso de emergencia grave y, en algunos casos, determinaran lo que llevarás en tu botiquín de primeros auxilios:

  • Tipo de sangre — hazte el test, conoce tu tipo y memorízalo.
  • Alergias médicas: penicilina, aspirina (Ibuprofeno, etc)… — lo último que quieres es que los doctores se den cuenta de tu alergia a un medicamento una vez ya te lo han administrado.
  • Otras alergias: látex, frutos secos, animales… — igual que con las alergias medicas, mejor hacerse una prueba de alergia sencilla ahora que averiguarlo más tarde por sorpresa.
  • Condiciones médicas: Diabetes, Epilepsia… — por si acaso, la persona que viaja contigo debería conocer tu condición médica, así como alergias serias que puedas tener y tu tipo de sangre. Sabemos que es poco probable, pero mejor prevenir que lamentar.

3. Medicina Local vs. de Casa

Llevar contigo tus medicamentos OTC (la que venden en farmacias sin receta) de casa tiene la ventaja de que conoces el nombre, la dosis, etc. Sin embargo, es muy probable que exactamente el mismo medicamento OTC, a veces incluso del mismo fabricante, esté disponible en el destino al que viajas con un nombre diferente. Por eso te recomendamos que aprendas el  ingrediente activo de la medicina (por ejemplo, para la aspirina: ácido acetil salicílico) y la fuerza (por ejemplo: 10 mg, 4%), para que sepas en todo momento lo que estás recibiendo, sin importar el nombre o la marca que sea es.

Además, a veces es mejor usar medicamentos locales que funcionan en un clima determinado o para enfermedades que son más comunes en esas zonas que en tu propio país. Por ejemplo, en Tailandia se puede encontrar Aceite de Noni, del cual muchos afirman que es más eficaz que otras soluciones antisépticas, anti-hongos y analgésicos. O también en Madagascar, donde las pastillas de profilaxis Malarone son fáciles de encontrar incluso en pequeñas farmacias de zonas rurales.

4. Principales Suministros para Tu Botiquín

Basándonos en nuestra experiencia, aquí están las principales cosas que siempre nos aseguramos de incluir en nuestro botiquín:

UTENSILIOS

  • Cinta adhesiva
  • Tiritas (diferentes tamaños)
  • Termómetro digital
  • Gasas
  • Encendedor — para desinfectar agujas y pinzas antes de usarlas
  • Aguja médica (sólo la aguja) — para quitar espinas y pinchas clavas en los pies, etc
  • Pinzas de acero inoxidable
  • Superglue —sí, a veces esto puede ser extremadamente útil para sellar cortes
  • Navaja suiza (multi-herramienta)

MEDICAMENTOS

  • Suministro de medicamentos de prescripción personal para 30 días
  • Cápsulas Anti-diarrea
  • Pasta anti-inflamatoria (para quemaduras, picor …): aloe vera, crema de cortisona …
  • Solución anti-mosquitos — a veces es mejor comprarlo en destino para asegurarse de que funcionará con los mosquitos endémicos de la zona
  • Ungüento antibiótico (por ejemplo: Neosporin)
  • Antistamínicos para reacciones alérgicas: alergia a animales, picaduras de insectos …
  • Antiséptico (para cortadas menores, úlceras …)
  • Aspirina — disponible prácticamente en todas partes en el mundo, pero llevar un par o tres no está de más
  • Crema de miconazol — para tratar las infecciones de hongos y aliviar el picor
  • Píldoras de Oxytetracycline — antibióticos utilizados para tratar infecciones
  • Pastillas para aliviar el dolor (por ejemplo: Ibuprofeno)

OTROS

  • Preservativos — la mejor prevención contra el SIDA
  • Un par extra de gafas o lentillas graduadas
  • Protector solar — 20 SPF mínimo; por encima de 30 SPF recomendable si vas a estar expuesto al sol durante mucho tiempo
  • Tampones — no están disponibles en todos los países

[Info adicional pre-viaje]

5. Principales Vacunas y Profilaxis

Estas son las principales vacunas que la mayoría de los viajeros tendrán que ponerse antes de llegar a su destino de viaje. No obstante, consulta antes con tu médico de cabecera cuáles son las vacunas que debes tomar de acuerdo con el lugar que va a visitar (*).

  • Tétanos
  • Hepatitis (A & B)
  • Fiebre Tifoidea
  • Rabia*
  • Encefalitis Japonesa*
  • Cólera*
  • Fiebre Amarilla*
  • Profilaxis malaria*

Ten en cuenta que muchas de estas vacunas deben ser administradas con mucha antelación antes de llegar a la zona donde existe riesgo de infección. Algunos de ellos incluso requieren múltiples dosis que necesitan ser dadas hasta con 30 días de diferencia entre ellas. Es por eso que visitar a tu médico para preguntar acerca de las vacunas obligatorias y recomendadas para tu destino debe estar arriba de todo en tu lista de prioridades cuando empieces a planear tu viaje.

6. Curso de Primeros Auxilios

Por supuesto que no es obligatorio, pero no es una mala idea en absoluto tomar un curso de primeros auxilios corto para aprender las medidas básicas que tomar en una situación de emergencia médica. Esto no hará de ti un/a enfermero/a certificado ni nada por el estilo, pero sin duda te preparará un poco mejor para el segundo peor de los casos — así como para los típicos pequeños accidentes en casa.

Lo ideal sería que nunca tengas que abrir tu botiquín de primeros auxilios durante tu viaje. Esperamos que ese sea el caso. Pero a pesar de eso, es importante que lleves consigo un botiquín de primeros auxilios bien equipado de acuerdo con tus necesidades y tu estilo de viaje. Citando al heroico Jason Bourne: “Espera lo mejor, planifica para lo peor”.

¡Felices aventuras!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.