Qué hay que saber antes de solicitar un visado

con 2 comentarios

Qué hay que saber antes de solicitar visados

El mundo de los visados ​​y permisos está intrínsecamente relacionado con el mundo del backpacking. Las normas y regulaciones para entrar a un país o acceder a ciertas áreas en un determinada región cambian constantemente y con relativa frecuencia. No sólo eso, con la proliferación de viajeros independientes algunos gobiernos han impuesto estrictos procesos antes de conceder un visado de entrada a su país. Mientras que, hasta cierto punto, es comprensible que los gobiernos quieran saber quién entra en su territorio, por cuánto tiempo y con que intenciones… al mismo tiempo, todo este papeleo, las largas colas y en ocasiones los procedimientos interminables, es probablemente la parte del viaje que la mayoría de backpackers disfrutan menos.

Obviamente, no podemos cubrir el procedimiento para obtener el visado de cada país en un artículo — probablemente necesitaríamos un Web entera dedicada solo a eso! Pero vamos a tratar de resumir el tipo de visados que existen clasificados según el grado de dificultad que se necesita para conseguirlos. Y a la vez incluiremos algunos ejemplos vividos en nuestras propias carnes. En última instancia, esperamos que con la información que ofrecemos puedes prepararte mejor y saber que tipo de información necesitas conocer cuando te prepares para un viaje que requiere uno o varias expediciones de visados​​.

¡Pan comido! — nivel de iniciación

  • El visado más fácil es sin lugar a dudas el “visado al llegar“. Para la mayoría de las nacionalidades de países occidentales ese es el tipo de visado al que pueden optar en muchos países del Sudeste Asiático y también países de América Latina. Por otro lado, los ciudadanos con pasaporte chino lo tienen mucho mejor para obtener ese tipo de visado para viajar no sólo en el Sudeste Asiático, sino también en un gran número de países africanos. De manera alternativa para aquellos países en los que tu nacionalidad non tiene derecho a obtener este tipo de visado a tu llegada, puedes ver puedes optar a un visado de tránsito de 48 o 72 horas. Ese es el caso de Malasia o Hong Kong, donde las nacionalidades que necesitan solicitar un visado antes de llegar allí, pueden solicitar un visado de tránsito de corta duración en el aeropuerto de llegada — siempre y cuando posean un billete de salida del país dentro del tiempo de estancia máximo de tránsito permitido.
  • Visados que consisten simplemente en recibir un número de visitante (también conocido como Visado Electrónico) — un método rápido y fácil ingeniado para avisar de tu llegada al departamento de inmigración del país. En el pasado, las agencias de viajes completaban este proceso al conseguir únicamente los billetes de avión a través de ellos. Hoy en día, debido, entre otras razones, a que no muchas personas obtienen sus billetes de avión a través de una agencia, se requiere a cada pasajero que complete este procedimiento por su cuenta online. Los países que cuentan con este sistema para la mayoría de nacionalidades son: Australia, Nueva Zelanda, EE.UU
  • Visados que se pueden obtener exclusivamente a través de una agencia de viajes acreditada por el gobierno del país que quieres visitar. Ese es el caso de una selección de países: Arabia Saudita, Corea del Norte y Bután. El acceso a estos países está restringido principalmente a viajes en grupo, generalmente de caros, o individuales con guía propio, aún más caros. Libia estaba también en esta lista cuando Gaddafi estaba en el poder, y aunque todavía no está totalmente definido, parece que el nuevo gobierno continuará con el mismo sistema. Este tipo de visado claramente limita la cantidad de viajeros que entran mas allá de sus fronteras y hacia dónde van una vez en el interior (lo cual no es casualidad), únicamente pudiendo visitar y experimentar lo que organizan las agencias de viajes locales para los grupos. Tal vez no sea ideal para muchos viajeros aventureros, pero aún así es mejor que nada.

¡Burocracia en estado puro! — nivel medio

  • Visados que solo puedes obtener en el consulado designado en tu país o región. Esta política de expedición de visados ​​es desafortunadamente cada vez más común en más países; como por ejemplo el visado para India, el cual no hace tanto era super-fácil de obtener el de turista con 6 meses de estancia en cualquier Consulado de la India en cualquier lugar. Pakistán es también uno de los países que es hiper-estricto con esta normativa. Otros países, como Yemen o Siria (al menos antes de 2012) no aparentan ser tan flexibles en sus consulados, pero puedes probar suerte y tratar de conseguir el visado en la frontera de entrada a esos países. No es recomendable, especialmente si sabes de antemano tus planes de viaje y que visados vas a necesitar. Pero en algunas situaciones desesperadas puede ser la única oportunidad de continuar con tu viaje.
  • Visados más baratos cuando son tramitados a través de una agencia que si los tramitas en el consulado. Hasta el momento sólo hemos encontrado un tipo de país para el que se da esta situación: Vietnam. En concreto, en el consulado vietnamita en Phnom Penh (Camboya), donde tramitar el visado te saldrá sustancialmente más caro que utilizar una de las muchas agencias que ofrecen el mismo servicio y casi tan rápido como el consulado. Hasta ahora no hemos conseguido averiguar el porque de ésto, pero así funciona.

¿Nos hemos vuelto locos o qué?  — nivel avanzado

Aquellos visados que te obligan a obtener una carta de invitación (LOI) antes de poder tramitarlos, lo cual a veces puede ser una verdadera pesadilla. Los países de Asia Central son famosos por este tipo de visados. Uzbekistán e Irán, ambos piden que presentes una carta de intención, junto con tu pasaporte y formulario de solicitud. Lo curios es que puedes obtener estas cartas con relativa facilidad a través de una agencia de viajes — sin ni siquiera conocer a nadie en el país de destino. Eso sí, no son baratas (alrededor de $ 60 a $ 80 por carta) y encima hay que calcular bien el tiempo que la agencia necesitará para procesar con éxito la carta de invitación, antes de que realmente puedas presentarla con tu solicitud de visado en el consulado.

Hay otros países en los que la carta de invitación no siempre es un requisito obligatorio, pero que aumentará tus posibilidades de obtener tu visado. Un claro ejemplo de ésto sería Pakistán, para el cual, según los casos, puede que no necesites una carta de intención en absoluto a la hora de solicitar el visado paquistaní.

Además de visados ​​y cartas de invitación, algunos países te exigen también solicitar en el consulado un permiso para visitar ciertas áreas dentro del país. Esto es bastante importante porque en algunos casos, es prácticamente imposible obtener estos permisos una vez dentro del país. Y el acceso a esas áreas sin el debido permiso puede significar suponerte serios problemas. Así que, incluso si inicialmente no planeas visitar esas áreas, y siempre y cuando el coste adicional no sea excesivo, te aconsejamos que incluyas todas las áreas que requieren un permiso al conseguir tu visado en el consulado. Países como Tayikistán y Uzbekistán son un claro ejemplo del “sistema de permisos” que acabamos de explicar. Luego otros países como India y China también exigen la obtención de permisos locales para entrar en áreas específicas, pero a diferencia de los países de Asia Central que acabamos de mencionar, aquí los permisos deben ser emitidos en la oficina local designada. Ah… la burocracia, que primor!

Licenciatura en visados — nivel profesional

El visado que se lleva la palma, el más difícil de conseguir hasta el momento (y por eso le hemos dedicado su propia categoría) es el visado de Turkmenistánla madre de todas las visados“. Y eso solicitando únicamente el visado de tránsito! Pero para eso primero tuvimos que obtener nuestra carta de invitación a través de una agencia de viajes, depositar nuestros documentos de solicitud en la embajada de Turkmenistán en Tashkent (Uzbekistán) y volver una semana más tarde a entregar nuestro pasaporte. Éste último paso nos llevó dos intentos a lo largo de dos días porque hay que escribir tu nombre en una lista muy sospechosa que teóricamente se empieza en blanco todas las noches a las 00:01 de la mañana. Sin embargo, en la mayoría de los casos sólo las primeras 14 personas en esa lista lograrán entrar al consulado después de hacer cola fuera del edificio durante toda la mañana y hasta que el equipo diplomático acaba su jornada laboral a las 12 del medio día para ir a almorzar. Y ya el último paso es volver, por tercera vez, al día siguiente para recoger el pasaporte con el visado de tránsito insertado en una de las páginas de nuestro pasaporte — haleluya! Solo decir que se nos llegó a pasar por la cabeza el pernoctar a las puertas del consulado como si fuese la tienda Apple el día que sale a la venta el último modelo de iPhone… de locos.


(!) Un par de conceptos clave que necesitas saber antes de poder entender la información en tu visado:

Período de validez vs. período de estancia

Una cosa importante que se debe tener muy clara es la diferencia entre el período de tiempo que la visa es válida y el período autorizado de estancia concedido el visado. Mientras que la validez del visado indica el período de tiempo permitido para usar dicho visado para entrar al país, el período autorizado de estancia es la duración total de estancia continua permitida para permanecer en el país una vez se ha entrado. Sin embargo, la interpretación de estos dos conceptos y cual de ellos tiene prioridad en caso de superposición de fechas puede diferir de un país a otro, por lo que es conveniente preguntar en el consulado cuando se recoge el pasaporte con el visado en él.

Vamos a poner un ejemplo para ayudar a entender la diferencia: en caso de obtener un visado de manos del consulado del país al que viajaremos con fecha de emisión 1 de enero y válido para utilizar en los próximos 3 meses, esto significa que podemos entrar en el país con este visado no más tarde del 31 de marzo del mismo año. Entonces, si el visado nos concede un período de estancia de 30 días, ésto significa que a partir del día que entramos en el país, nosotros podemos permanecer en su interior durante un máximo de 30 días consecutivos. Así que si entramos en el país el 1 de marzo, a más tardar tendríamos que abandonar el país el 30 de marzo. Sin embargo, como se mencionó antes, si tuviéramos que usar este visado para ingresar al país el 15 de marzo, deberíamos asegurarnos de que el último día que estamos autorizados a permanecer en el interior del país es de hecho 13 de abril (30 días después de nuestra fecha de entrada) y no el 31 de marzo (el último día antes de que el visado ya no es válida).

Costes adicionales NO oficiales

Hay ciertos pasos fronterizos donde los oficiales que sellan el pasaporte intentarán cobrarte unos cuantos dólares por cualquier cosa que se les pueda ocurrir: honorarios de estampado, honorarios de formulario de entrada, cuota de hoja de certificado de salud (en caso de que no traigas tu Certificado Internacional de Vacunación) y (nuestro favorito) extra-cuota por pasar por el puesto fronterizo a deshoras: entre semana después de las 16h y durante el fin de semana (!).

Por supuesto ninguno de estos cargos son oficiales los dos o tres dólares que tengas que pagar aquí y allí ira directamente a los bolsillos de los oficiales. En algunos casos, quizás puedas zafarte de tener que pagar estos cargos adicionales inventados, pero pruebes lo que pruebes te aconsejamos que no pierdas los estribos con los oficiales, pues lo único que harás será empeorar las cosas.

En zonas del Sudeste Asiático estas tasas adicionales, generalmente inofensivas, aunque no por ello menos molestas, son bastante habituales. En cambio “honorarios” más absurdos y exorbitantes son la norma en algunas zonas de África. En países como Guinea Ecuatorial, donde la corrupción está exageradamente extendida, constantemente te pedirán que pagues para proseguir tu camino. En los países ex-soviéticos de Asia Central (y también todavía en algunos lugares en Rusia), los agentes de policía que patrullan las calles busca activamente a turistas para pedirles ver su pasaporte y comprobar si se han registrado con la policía local tras su llegada al país . Su objetivo es extorsionar algo de dinero si resulta que aún no te has registrado, amenazándote con llevarte arrestado a la oficina de la policía.

Nosotros no justificamos ni apoyamos los sobornos o las “propinas” para abrirse camino a través de las fronteras o para acelerar tu visado, porque esto sólo animará a las personas que toman el soborno a seguir extorsionando a futuros viajeros y sacarles algo de dinero efectivo. No siempre es fácil hacer frente a estas personas y, en la mayoría de los casos, puede ser bastante intimidante y sobre todo hacerte desperdiciar tiempo discutiendo y esperando. Sin embargo, en nuestra experiencia, los buenos modales, el respeto y la defensa de lo que es correcto, en última instancia, prevalece sobre la corrupción.

Además, el ser (o pretender ser) un fanático del fútbol europeo también es algo a lo que sorprendentemente muchos guardias y oficiales corruptos responden positivamente cuando la situación empieza a ponerse algo tensa!

Para terminar, sólo recuerda que toda la información que encuentres en los foros y en Internet relacionado con la obtención de visados ​​es útil, pero no necesariamente estará actualizada, pues muchas normativas y requisitos para obtención de visados cambian de manera fugaz para según que países. Y, por supuesto, mientras que una cosa puede ser completamente cierto para una nacionalidad, esto podría ser diametralmente diferente para otra nacionalidad. Así que recuerda, si puedes, mejor consultar directamente con el consulado del país al que quieres visitar.

¡Felices aventuras!

2 Comentarios

  1. Maria Luisa
    |

    ???? Estais seguros de lo que decís??? No hace ni tres días que me confirmaron que para ir a Iran p.e. se puede sacar tranquila y facilmente el visado en el aeropuerto, además hace tres años fui a Uzbekistan y no me pidieron ninguna carta invitación, el procedimiento fue muy fácil enviando los pasaportes a la embajada en Madrid.

    • unuk
      |

      Gracias por tu comentario Maria Luisa.

      Efectivamente, tal y como indicamos al final del artículo, los requisitos y tramites para obtener los visados varían. De modo que lo que ayer era válido de una forma, ahora se tramita de otra manera —  a veces más fácilmente, otras no tanto.

      En el caso de Irán, tenemos entendido que el visado “on arrival” en el aeropuerto de Tehran lo conceden (a ciudadanos españoles) siempre y cuando entres al país por avión. Pero si entras por tierra o mar, a nosotros nos consta que la carta de invitación (LOI) sigue siendo necesaria. De todos modos, esto es probable que cambie debido a las recientes mejoras de las relaciones internacionales con Irán.

      En cuanto al de Uzbekistán parece que, tal y como dices, también han empezado a agilizar el proceso e incluso en su Web consular ofrecen la opción de eVisa.

      En cualquier caso, tal y como indicamos en el artículo, nuestra intención con este post es dar a conocer los diferentes tipos de visado que existen según la dificultad que este presente, a nivel de tramitación, para poder obtenerlo. Ésta no pretende ser una guía detallada de cómo obtener paso a paso el visado para los destinos aquí mencionados. Para ello siempre es mejor consultar directamente con la Web de la embajada/consulado del país al que se pretende viajar, pues su información será siempre mucho más reciente y actual 😉

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.