La vuelta al mundo en 7 postres que no deberías dejar de probar

con No hay comentarios

Con la llegada definitiva del buen tiempo somos muchos los viajeros que empezamos a planificar y cerrar las vacaciones de verano. También a preocuparnos por llegar a ellas en la mejor forma física posible, especialmente si la aventura que nos depara así lo requiere: Camino Inca, trekking en Nueva Zelanda… Es el momento de un último sprint en forma de dietas milagrosas y de horas de gimnasio. En unuk nos gusta el prepararnos bien para el viaje, tanto mental como físicamente (y por supuesto en cuanto a material se refiere), pero también nos importa por disfrutar al máximo de los placeres del viajar que no son más que los propios placeres de la vida y, sin duda, entre nuestros favoritos está el buen comer.

Y aunque pueden parecer conceptos poco compatibles (mantenerse en forma y comidas suculentas), a la hora de viajar, cargar con la mochila o maleta, caminar horas por la jungla de asfalto o un parque natural… vale la pena recompensarse con alguna que otra delicia local. Y que mejor excusa para dar la vuelta al mundo que a través de los postres más dulces del planeta.

Gula Melaka (Malasia)

Pocos remedios más eficaces y refrescantes para superar la sofocante humedad de Malasia que el Gula Melaka, el postre típico de uno de los grandes desconocidos del sudeste asiático. Toda una explosión de sabor y textura a base de perlas de tapioca, azúcar de caña y leche de coco. Imprescindible si os decidís por unas vacaciones en Malasia y no sabéis cómo sobrevivir a las altas temperaturas. El Gula Melaka y las bolas gigantes de hielo y sirope son, sin duda, vuestros aliados.

Postres-del-mundo

Pastel de Bélem (Portugal)

No hace falta cruzar océanos y continentes para encontrarse con uno de los postres más dulces y deliciosos del planeta. Los famosos pasteles de Bélem son una muestra de ello. Cuentan que son pocas las personas que realmente conocen la auténtica receta de este pastel, imprescindible si se viaja a Portugal. Se puede comer tanto frío como caliente y esa crema de yema de huevo, leche y azúcar resulta irresistible. Una gran recompensa después de ir arriba y abajo por algunas de las tan pronunciadas calles de Lisboa.

Postres-del-mundo

Baklava (Turquía)

Hablar del Baklava es hablar de uno de los postres más dulces del planeta. Originario de la antigua Mesopotamia, este postre compuesto por varias capas de pasta filo, frutos secos y jarabe de miel o almíbar se hornea en las principales pastelerías y cafeterías de Turquía y el mundo árabe. ¿Quién no ha sufrido una subida de azúcar con las conocidas delicias turcas?

Postres-del-mundo

Tarta Sacher (Austria)

Los amantes del chocolate tienen una cita ineludible con Austria. De allí procede la que sea, tal vez, la tarta de chocolate más famosa del mundo: la Sachertorte. Dos capas de bizcocho de chocolate unidas por una dulce mermelada de albaricoque y un glaseado de chocolate negro. El tiempo deja de existir ante tal deleite, especialmente si se disfruta en el Hotel Sacher de Viena.

Postres-del-mundo

Postre Pavlova (Nueva Zelanda)

Del viejo continente pasamos a la otra punta del mundo con un postre que enfrenta a Australia y Nueva Zelanda. Ambos países se disputan el origen de este postre que rinde homenaje a la bailarina rusa Anna Pavlova, que fue agasajada en las Antípodas con este delicioso pastel. Crujiente por fuera, pero esponjoso por dentro, este postre resulta poco apto para los menos golosos ya que se trata de una tarta de merengue recubierta de crema batida y adornada con trozos de frutos rojos. Australianos y neozelandeses siguen discutiendo quién fue el primero en cocinar este postre, aunque los documentos más antiguos encontrados dan ventaja a los ‘kiwis’.

Postres-del-mundo

American Pie (Estados Unidos)

En nuestra particular vuelta al mundo de los postres no podía faltar una parada en Estados Unidos y su tradicional American Pie. Una tarta que todo el mundo conoce gracias a las películas de Hollywood y que cuenta, incluso, con una canción dedicada. Son muchos menos los que conocen la auténtica receta de un postre que consiste en una masa de hojaldre rellena de macerado de manzanas, zumo de limón, vainilla y canela; todo un clásico!

Postres-del-mundo

Anmitsu (Japón)

Por último, y para evitar más de un empacho viajero, uno de los postres más tradicionales de Japón: el anmitsu. Se trata de una peculiar y sabrosa combinación de gelatina agar-agar hecha a base de algas blancas y rojas, pasta de judías rojas (anko), mochi (arroz glutinoso) y frutas. Los valientes, además, le añaden helado. El punto final perfecto a una buena cena en Tokyo, Kyoto o cualquier rincón del país del sol naciente. También a nuestra particular vuelta al mundo de los postres.

Se quedan fuera postres como el tiramisú italiano, los alfajores argentinos o el koecksisters sudafricano. Nos los guardamos para futuros posts que nos permitan descubrir juntos deliciosos secretos del mundo. No obstante, si aún sigues con ganas de dulce, siempre puedes echar un vistazo a nuestro tablón en Pinterest llamado “Dulces viajes”.

Un último consejo. Incluir siempre algún medicamento para las digestiones pesadas y el estómago en el botiquín de viaje. Algunos de estos postres, aunque deliciosos, pueden ser todo un reto. Ahora sí, ¿nos acompañáis a seguir descubriendo mundo?

¡Feliz aventura!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.