Ideas para trabajar y vivir viajando

con No hay comentarios

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con dejarlo todo para dedicarse a viajar por el mundo sin billete de vuelta? Nosotros, sí y también casi todos los viajeros empedernidos que conocemos. ¿Qué nos frena? Muchas cosas como los convencionalismos, las responsabilidades adquiridas, la hipoteca, la familia o simplemente el miedo a lo incierto e inestable. Y la pregunta del millón: ¿de qué voy a vivir?

Cada vez son más, y no solo jóvenes, sin embargo, los que deciden darse el permiso de experimentar durante un tiempo. Dejar sus trabajos y buscar otra manera de vivir y crecer, incluso con familia. Viajar, descubrir y encontrar lugares en los que establecerse por semanas, meses y quién sabe si para siempre. Así empezaron pequeños negocios en rincones inesperados. Pero como esas cosas no surgen de la noche a la mañana, primero hay que empezar por lo fundamental: unos ahorros para permitirnos viajar tranquilos durante los primeros meses o mientras buscamos el primero de nuestros trabajos porque este post va de eso, de viajar y trabajar. De vivir viajando.

trabajar-y-viajar

Un cambio de vida así o una fantasía hecha realidad necesita su tiempo de preparación. Para conseguir esos ahorros, pero también para investigar y tener claro, a priori, cómo financiar el viaje y tu vida fuera de casa. Como ahorrar o, por lo menos cómo hacerlo, es relativamente fácil, nosotros queremos contribuir con algunos consejos o ideas a la hora de ponerse a trabajar durante vuestro gran viaje. No tenemos fórmulas originales e infalibles, pero si habituales y prácticas.

Lo primero que recomendamos desde unuk es hacer un listado de posibles trabajos/habilidades que creamos que podemos desarrollar en cualquier otro país del mundo e investigar un poco. Incluso, a veces, es posible contactar con lugares en los que nos gustaría poder trabajar y tantear el terreno. Eso sí queremos trabajar por cuenta ajena. Si lo que queremos es trabajar por nuestra cuenta, entonces se trata de poner las bases de nuestra vía de negocio antes de partir… y lanzarse a la aventura sabedores que ambas opciones tendrán sus complicaciones.

Granjero o en el sector servicios

Si eres joven (afortunado tú) siempre puedes solicitar una working holiday visa en algún país como Australia y pasarte una temporada recogiendo fruta en una granja para luego seguir viajando con la cartera llena. En este artículo ya te explicamos cómo hacerlo. También puedes trabajar en el sector servicios haciendo de camarero o trabajando en algún hotel durante el tiempo que estés en la zona. En muchos hostales se ofrece alojamiento y manutención a cambio de unas horas de trabajo.

trabajar-y-viajar

Profesor de español

Los idiomas siguen siendo fundamentales a la hora de viajar. El inglés domina por encima de todos, pero hablar español sigue siendo un punto a favor para todos aquellos viajeros que sueñen con trabajar mientras viajan. Solo hace falta dejarse caer por una cafetería con el típico rincón de ofertas de trabajo, intercambios o viajes a compartir para ver la cantidad de personas que buscan aprender a hablar la lengua de Cervantes. Por libre o a través de un centro, las posibilidades son muchas. Entre ellas, la de hacer de guía turístico.

trabajar-y-viajar

Nómada profesional

Dar clases de casi todo siempre es una buena opción, especialmente si te dedicas al yoga, al surf… Cada día hay más gente interesada en aprender estar disciplinas y con un poco de valentía  — por no llamarle morro — se pueden encontrar centros o lugares en los que impartir clases a viajeros.

trabajar-y-viajar

Periodista de viajes

Escribir y fotografiar los rincones por los que viajas es el sueño de muchos. Si te pagan por ello, todavía más. Un blog, un medio digital, una agencia de viajes… existen muchas opciones para encontrar un escaparate para tus artículos o fotografías. Incluso existen plataformas en las que se cuelgan oportunidades para nómadas digitales.

trabajar-y-viajar

Nómada digital

Para los nómadas digitales que no se dediquen a escribir o fotografiar siempre les quedará buscar clientes en el lugar de destino o mantener los que ya tienen en casa y trabajar vía videoconferencia. Diseñadores gráficos, desarrolladores web… son algunos de los profesionales que pueden permitirse con más facilidad ‘desaparecer’ de casa durante un tiempo y seguir trabajando mientras viajan. Si eres uno de ellos estás de enhorabuena.

trabajar-y-viajar

Cocineros, artesanos, músicos… son muchas las posibilidades para encontrar sino un trabajo al uso, sí pequeños ingresos para mantenerse en un viaje casi eterno durante el tiempo que cada uno decida. Si aplicamos la sostenibilidad a nuestra aventura, reducimos costes y disfrutamos del viajar lento vivir viajando es una posibilidad, aunque no apta para todo el mundo.

trabajar-y-viajar

¿Lo sería para vosotros? ¿Os imagináis viviendo en un eterno viaje de un par de años? Nos gustaría mucho compartir experiencias, recomendaciones e ideas con viajeros que, como nosotros, vibran con cada nueva aventura.

¡Felices aventuras!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.