Diez consejos para superar con éxito un vuelo de larga duración

con No hay comentarios

Empieza a ser tiempo de pensar en las próximas vacaciones. En esas semanas de ausencia prolongada en el trabajo y de poner tierra, mucha a poder ser, de por medio con todo y con todos. ¿Nos equivocamos?

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

La experiencia y las estadísticas indican que es ahora cuando la mayoría de nosotros empezamos a cerrar los detalles de nuestro gran viaje del verano. Algunos se quedarán cerquita en alguna de las muchas islas que tenemos en nuestro país; otros preferirán perderse por Europa mientras que los más afortunados elegirán otro continente para su desconexión. Solo se nos ocurre un pequeño problema para esta última elección: las interminables horas de vuelo. Por eso, a no ser que seas de esas personas que pueden dormir del tirón mientras sobrevuelan océanos y países, este artículo te interesa.

No podemos reducir las horas de vuelo, pero sí compartir nuestros trucos para hacer que sean lo más amenas posible. Despegamos en 3, 2, 1…

  1. Las horas de escala sí importan

Empezamos por lo más obvio y también por lo primero que hacemos a la hora de planificar un vuelo largo: el billete. Las múltiples compañías aéreas y los cada vez más competitivos precios de los billetes hacen que, en ocasiones, nos volvamos locos buscando el precio más económico sin tener demasiado en cuenta el coste físico que eso puede llegar a implicar. En unuk nos encantan las gangas, por supuesto, pero la experiencia nos dice que esos 50 euros que separan una conexión eterna en medio de la nada de una conexión de 4-6 horas, bien merece la pena pagarlos.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. ¿Ventana o pasillo?

La pregunta del millón. Descartada la clase business por razones obvias, elegir asiento es importante a la hora de hacer más llevadero nuestro vuelo. No existe una respuesta única a esta pregunta ya que cada viajer@ tiene sus preferencias. Si nunca te has parado a pensar en ello, aquí te damos algunos consejos para que decidas antes de ir al mostrador de facturación.

  • Los asientos ubicados en las salidas de emergencia ofrecen más espacio para las piernas, aunque no podrás dejar el equipaje de mano bajo el asiento ni durante el despegue ni aterrizaje. Muchas compañías aprovechan ese espacio para ubicar un moisés para los viajeros más pequeños. Por tanto, es un asiento perfecto si viajas con niños pequeños. No tanto, tal vez, si lo que quieres es dormir.
  • Los asientos al fondo del avión permiten estirar las piernas en la zona trasera del aparato. Eso sí, el ruido de motores es mayor.
  • Si viajas en pareja un buen truco puede ser el de reservar dos asientos con un hueco en medio. Si el vuelo no va lleno, difícilmente alguien elegirá el que queda libre.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Viste cómodo

Volar en avión ya no es cosa de celebrities por lo que no hace falta subirse al avión con nuestras mejores galas. De hecho, ni con las más habituales. En vuelos de larga duración prima la comodidad… y las capas. Los aviones tienen un microclima propio que nada tiene que ver ni con el lugar de origen ni de destino, así que lo más recomendable es estar preparado para quitar o poner capas. No está de más incluir una muda de recambio en el equipaje de mano o mochila daypack.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Hidrátate

La humedad en los aviones cae hasta un 20% cuando lo habitual en casa, por ejemplo, es de un 30%. No hay mayor truco que beber mucho agua, aunque eso implique levantarse más de una vez y de dos para ir al servicio. No olvidéis comprar un par de botellas de agua antes de embarcar o rellenar vuestra botella de agua. Durante el vuelo os servirán agua, sí, pero será insuficiente y a cuentagotas. El alcohol y la cafeína no ayudan, ya que de hecho deshidratan.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Aliméntate

La baja humedad de los aviones provoca que nuestro olfato y gusto también se reduzca, motivo por el que la comida que sirven durante el vuelo nos resulte tan insípida. Aun así, los hidratos de carbono que mayoritariamente sirven ayudan a combatir el jet lag. Si este argumento no te convence, no olvides hacerte con provisiones saludables como fruta, galletas saladas o frutos secos.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Mueve el cuerpo

No resulta una buena idea apalancarse en el asiento y enlazar una película tras otra. Levántate cada cierto tiempo y camina por el pasillo. Llega hasta el final del avión, agáchate, ponte de puntillas y estira todo el cuerpo antes de volver a tu asiento. Así evitaremos que nuestra circulación se vea afectada y minimizaremos la hinchazón de pies y piernas.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Rutinas de higiene

No cambies tus rutinas diarias por estar en un avión. Eso quiere decir que durante el vuelo es más que recomendable mantener la higiene personal como de costumbre. Lávate los dientes, ponte crema hidratante — incluso si no lo haces en tu día a día también es recomendable hacerlo aquí — usa desodorante o incluso cámbiate de ropa interior si eso te hace sentirte más limpio y fresco. Al fin y al cabo, estás en un espacio cerrado con mucha gente.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Duerme todo lo que puedas

Antifaz, tapones, almohada y manta. Ese es el kit esencial para dormir en un avión, especialmente si eres de los que no tienes facilidad para conciliar el sueño. La mayoría de aerolíneas ya lo ofrecen, pero nunca está de más traerse unos de casa. Una buena estrategia es la de sincronizar el reloj con el horario de destino nada más subir al avión e intentar adaptarlo al vuelo para ir preparando nuestro cuerpo.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Planifica las horas de vuelo

Si eres de los que no puede dormir en un avión te recomendamos que planifiques bien las horas de vuelo. No se trata de marcar las películas que ver o los libros que leer, pero si aprovechar el tiempo, por ejemplo, para hacer esas cosas que tienes pendiente como escribir o desarrollar un proyecto que hace tiempo que te ronda la cabeza. Tienes tiempo y tranquilidad y bajarás del avión con la sensación de haber aprovechado el tiempo.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

  1. Inspírate con el lugar de destino

Si nada de lo anterior te sirve para disfrutar o sobrellevar de la mejor manera un viaje transoceánico, respira, relájate y piensa en todo lo que vas a encontrar nada más bajarte del avión. Repasa la guía, las imágenes que guardas en el móvil (en caso de tratarse del viaje de vuelta) y sonríe y brinda por un nuevo viaje.

Consejos-para-un-vuelo-de-larga-duración

¡Buen viaje!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.