Consejos para un gran viaje en tren

con No hay comentarios

Los viajes en tren nos trasladan a otro tiempo y a otro lugar. Mantienen, en cierta manera, una reminiscencia romántica que sigue haciendo de este tipo de viajes algo especial. Una buena canción, un paisaje al otro lado de la ventanilla y nuestra mirada y mente perdiéndose con alegre melancolía. O nostalgia calmada. ¡Cuántas escenas de película imaginadas en nuestra mente durante un gran viaje en tren!

Consejos-para-un-gran-viaje

De ritmo lento y sosegado, el tren permite un relax que no tiene ni el avión ni el coche. Estamos hablando, claro está, de grandes viajes como los que os narrábamos en el anterior post. No los trayectos de cercanías o de Ave, aunque incluso en ellos hay quien tiene esa capacidad de abstracción que da un largo viaje ferroviario. En unuk somos unos amantes de este medio de transporte. No solo por su quietud y vistas, también por lo mucho que permite observar y conocer la realidad del lugar que visitas. Cerramos los ojos y todavía podemos revivir, por ejemplo, el frenético ir y venir de gente y las vistas de vértigo del viaducto de Goteik en Myanmar. Puede que allí nos enamorásemos de este tipo de experiencias.

Nos apasiona subirnos a un tren en cualquier rincón del planeta, pero reconocemos que no siempre es fácil. Por eso, hemos pensado en que nunca está de más reunir algunos consejos. Pero de los de verdad, no de los que nos recuerdan cómo encontrar nuestro asiento o que existen vagones restaurantes en muchos trenes. Incluso cosas así de sencillas o evidentes para nosotros no siempre se encuentran en otros países. Así que aquí van algunas anotaciones que a nosotros siempre nos han servido.

Siempre ventana

Puede que en el avión el debate entre ventana o pasillo esté justificado, pero creemos que no es así a la hora de viajar en tren. Siempre que sea posible, por favor, ventana para contemplar cuanto sucede al otro lado del cristal… si es que lo hay. En ese caso, controlad el ensimismamiento. No hay que descartar que se cuelen ramas dentro del vagón. Sabemos de lo que hablamos…

Consejos-para-un-gran-viaje

Ropa cómoda

Este consejo tanto puede servir para el tren como para el avión o el coche o autobús. Pocas cosas peores hay que pasarse horas viajando con ropa que aprieta o nos hace estar incómodos. Amplitud, tejidos naturales (si es posible) y facilidad de movimiento ya que serán muchas las veces que querréis cambiar de posición o moveros.

Consejos-para-un-gran-viaje

Provisiones, sí, pero sin exagerar

Está bien subir al tren con provisiones, sobretodo si se trata de un viaje relativamente largo. Nunca debe faltar una buena botella de agua y pequeños tentempiés o bocadillo si una comida principal nos coge en marcha. Pero lo más probable es que acabéis por no comeros todo lo que lleváis con vosotros, especialmente si os encontráis viajando por Asia o África o América del Sur ya que son incontables las mujeres y hombres que suben a cada parada o que se asoman por las ventanas ofreciendo manjares locales.

Consejos-para-un-gran-viaje

Un buen libro

Ningún otro medio de transporte invita tanto como el tren a leer un buen libro. El ligero movimiento, la calma, el paisaje… ¿quién puede resistirse a viajar también a otros lugares y mundos a través de la lectura?

Consejos-para-un-gran-viaje

No dormirse en los laureles

Una almohada o cojín de viaje es vital en tren o en cualquier otro medio de transporte que no conlleve conducción propia. Pero no, no hablamos aquí del sueño, sino de estar despiertos y atentos en las paradas intermedias. Cinco o diez minutos pueden hacerse muy cortos si decidimos bajar a estirar las piernas, así que lo recomendable es no alejarse en exceso de la puerta. ¡Nunca se sabe!

Consejos-para-un-gran-viaje

Puntualidad, un equipaje o mochila práctica y ordenada con lo más esencial a mano, algo de abrigo (por si el aire acondicionado está conectado directamente al Círculo Polar)… son algunos de los consejos que también se podrían incluir en este artículo. Así como llevar unos buenos auriculares y una selecta playlist para amenizar las horas o aislarse del posible ruido de nuestros compañeros de aventura y de vagón en el tren.

Consejos-para-un-gran-viaje

Como siempre, podrían ser muchos más. Pero estos, por más básicos que parezcan, son nuestros imprescindibles a la hora de viajar en tren. ¿Y los vuestros? ¿Echáis de menos alguna cosa en este listado?

¡Felices aventuras!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.