Claves para tener una buena actitud viajera

con No hay comentarios

Diciembre. Último mes del año. Se acerca el momento de echar la vista atrás y analizar cómo han ido los últimos 365 días. Toca revisar objetivos y pensar en nuevos retos, en este caso, viajeros. Destinos que han quedado pendientes, lugares que se han incorporado a nuestra lista de futuros viajes… y, sobretodo, ser mejor viajero o como dice nuestro lema, un great traveller. Un objetivo que no está de más fijarse cada año ya que eso nos permitirá seguir disfrutando como niños de cada una de nuestras aventuras. Querer ser mejor viajera significa seguir aprendiendo y creciendo y no dejar de sorprenderse nunca.

Actitud viajera

Pero, ¿qué significa ser una buena viajera? En unuk nos lo hemos preguntado y, más allá del respeto al prójimo y al medio ambiente, se nos ocurren varios aspectos que ayudan a tener una buena actitud viajera y, por tanto, a ser cada vez mejor viajero. Aquí os las explicamos:

Perder la vergüenza

La vergüenza no tiene lugar a la hora de viajar. No cabe en la maleta. Imposible. Viajar nos permite ser nosotros mismos y olvidarnos de miedos y vergüenzas a la hora de entablar conversaciones con desconocidos y gente local. Viajar es una manera inmejorable de conocer a gente interesante y diferente a nosotros. De entablar relaciones de amistad que, quién sabe, pueden ser para toda la vida. Habla, siente, pregunta y ríe sin miedo.

Actitud viajera

Mente abierta e improvisación

Trazar una ruta previa y marcar esos lugares que sí o sí quieres ver en un viaje es algo fundamental. Pero también el dejar espacio para salirse de lo pautado e improvisar una vez en el destino escogido. Los viajes nunca son como esperamos o diseñamos en nuestra mente y eso es, seguramente, una de las mejores cosas que tiene el viajar. Así que ¿por qué no nos proponemos improvisar más en nuestras aventuras y confiar en el azar de nuestros movimientos?

Actitud viajera

Caminar sin rumbo

Nadie mejor que nuestros pies para llevarnos por caminos desconocidos. Camina y piérdete por las ciudades, pueblos o senderos. No existe mejor manera de descubrir los secretos ocultos que por nuestros propios medios. Elige un buen calzado para evitar que después duelen los pies. Cuídalos, mímalos y ponlos a punto para seguir acumulando pasos y paseos inolvidables.

Actitud viajera

Atreverse con algo nuevo

No hace falta saltarse todos nuestros límites, pero si acercarse a ellos y superar alguno de ellos probando algo que nunca habríamos probado en nuestra zona de confort. Ya sea ese plato tan picante pese a no gustarnos ese tipo de comida o realizar alguna actividad de riesgo o aventura. Da igual. Incluso si se trata de bajar solo al bar del hotel y disfrutar de tu propia compañía. Una buena viajera nunca debería regresar a casa sin haber probado algo diferente a lo habitual en su día a día.

Actitud viajera

Ser positivo cuando algo sale mal

Incluso en el viaje más perfecto de cuantos hayamos hecho hay cosas que no salieron como teníamos previstas y, aun así, fueron perfectos. La actitud positiva es imprescindible en todo viaje, sobretodo cuando las cosas no salen bien para saber subsanar errores, solucionar problemas y seguir disfrutando de nuestra aventura. ¡Qué los pequeños imprevistos no puedan contigo!

Actitud viajera

Nuevos aprendizajes

Olvídate de conseguir el típico souvenir de recuerdo y empápate de la cultura del lugar. Apúntate a un curso de cocina o pregunta la receta de ese plato que tanto te ha gustado para poder ‘regalárselo’ a la vuelta a tu familia o amigos. Lo importante es regresar sabiendo algo nuevo y sí, los recuerdos no están prohibidos. ¡Faltaría más! Pero asegúrate de estar comprando productos locales, así contribuirás a generar mayor riqueza en esos lugares de visita.

Actitud viajera

Viajar ligero

Todo un reto para la mayoría de viajeros. Viajar cada vez con menos equipaje para movernos de un lado a otro lo más ligeros posibles. También aplicable a esos equipajes o mochilas que nos acompañan interiormente cuando nos lanzamos a la aventura. Se trata de aprender a necesitar menos para disfrutar más. En los viajes, pero también en la vida.

Actitud viajera

Estos aspectos son los que nos han parecido más importantes para cultivar la mejor actitud viajera posible, pero podríamos haber elegido otros. Por eso, nos gustaría leer los vuestros. ¿Qué creéis que nunca puede faltar en una buena viajera? ¡No seáis tímidos!

¡Felices aventuras!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.