Beber o no agua del grifo, el eterno dilema del viajero

con No hay comentarios

Viajar no siempre resulta cómodo. Trayectos eternos, traslados complicados, mochilas que pesan más de la cuenta y, en ocasiones, problemas de salud poco graves, pero inoportunos, como las molestias estomacales. Pocos son los viajeros que nunca han sufrido este tipo de problemas al salir de su zona de confort.

agua potable viajando

Uno de los principales causantes de estos problemas es, sin duda, el agua. No lo decimos nosotros, sino la Organización Mundial de la Salud, que cifra el porcentaje en un 80% de los casos. Es por eso que, en unuk, hemos decidido dedicar un post a un elemento tan importante. Sabemos que muchos de vosotros, viajeros experimentados, ya lo sabéis todo sobre las precauciones que uno siempre debe tener a la hora de beber o no agua del grifo. Pero nunca está de más recordarlas.

agua potable viajando

Con el agua, como con todo, existen gran variedad de consejos, recomendaciones  y hasta leyendas urbanas. Resulta complicado saber con exactitud dónde resulta más o menos recomendable beber aguar del grifo o si el nivel de insalubridad sugiere incluso lavarse los dientes con agua embotellada. No obstante, existe una página web llamada Is the water safe to drinken la que a través de experiencias de viajeros e informaciones oficiales se puede consultar si el agua del grifo de cualquier rincón del planeta es apta o no para el consumo. Tan solo hace falta introducir el nombre de la ciudad o país al que tenemos pensado acudir y voilà. Toda la información en tan solo un click.

agua potable viajando

Pero si, pese a saber que el agua no se considera contaminada, eres de los que se no se fían… ya sabes: agua embotellada. Y, pese al calor, evitad el uso de cubitos de hielo al no ser que en los establecimientos se especifique que se utiliza agua purificada. Por suerte, cada vez más son los destinos turísticos en países menos favorecidos que optan por este sistema. Si sois viajeros comprometidos con el medio ambiente, sin embargo, existen alternativas al consumo constante de botella de agua ya que podemos depurar nuestra propia agua y así reducir el impacto medioambiental. ¿Cómo? Bien fácil:

Tintura de yodo: La encontraréis en todas las farmacias y resulta la manera más habitual y sencilla. Puede usarse en pastillas, aunque resulta mucho más práctico en líquido. Tan solo hacen falta un par de gotas en un litro de agua para eliminar todos los gérmenes en apenas media hora. Eso sí, el gusto es mejorable y puede causar problemas de tiroides si se usa de manera continuada durante un largo período de tiempo.

agua potable viajando

Pastillas de cloro: Su funcionamiento es prácticamente idéntico al de la tintura de yodo y también se encuentran fácilmente en las farmacias. Económico y de rápido efecto tienen los mismos problemas que la tintura de yodo: saber mejorable y pueden resultar perjudiciales para la salud tras un uso constante. No obstante, para viajes de duración media – por un par de meses no pasa nada – resulta un sistema muy práctico.

agua potable viajando

Pastillas o gotas de dióxido de cloro: Son unas pequeñas pastillas de dióxido de cloro y permiten eliminar gérmenes y bacteria de manera más o menos rápida. En ocasiones su efecto puede demorarse unas dos horas, especialmente si el agua está embarrada. Este compuesto químico, además, actúa sobre los posibles malos olores y apenas deja sabor. Podéis encontrarlas aquí.

agua potable viajando

Existen otras opciones a la hora de tratar y potabilizar el agua, aunque requerirán más espacio que un simple hueco en nuestro botiquín de viaje. Se trata de los sistemas de purificación de agua portátiles o las bombas de agua. Estos pueden resultar prácticos en viajes de larga duración en los que sepamos, de antemano, que vamos a tener problemas para encontrar agua incluso embotellada. Son varias las empresas que los comercializan y, también, varias las opciones. Eso sí, sus precios oscilan entre los 70 y 200 dólares. Una inversión y un peso que pueden resultar poco prácticos en viajes de corta y media duración.

agua potable viajando

No podemos asegurar que los problemas estomacales desaparecerán, pero si reducir el riesgo de sufrirlos por la ingesta de agua contaminada. Con los picantes y otras especias ya no podemos hacer nada. ¡Ahí que cada viajero asuma riesgos!

¡Felices aventuras!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.