10 consejos para preparar una buena mochila de viaje

con No hay comentarios

Llego el momento de enfrentarse a uno de los artículos más difíciles de escribir sobre viajes. No resulta nada fácil teorizar sobre cómo preparar la mejor mochila de viajes posible, de ahí que en el título de este post hayamos apostado por “una buena mochila”. En unuk tenemos experiencia de sobras en preparar mochilas para viajes tanto cortos como largos y también que, aunque existen ciertos patrones que funcionan, una mochila nunca es igual a otra aunque la haga la misma persona.

¿Para qué entonces este artículo? Para tratar de poner algo de orden entre tanta teoría que se encuentra en Internet. Un orden, por supuesto, basado en nuestra propia experiencia y en muchos errores que hemos ido subsanando con el paso de los viajes. De todo eso salen estos 10 consejos que esperamos que os sean de utilidad:

1. Elección de una mochila que se adapte a nosotros y al viaje

Básico. La elección de una buena mochila es imprescindible. De nada servirán los posteriores consejos si partimos de una base errónea. Y aquí no hablamos de comprarse la mochila más cara o más profesional, no. Se trata de conseguir una mochila que se adapte a nuestro cuerpo a nivel ergonómico, pero también de tamaño. Una mochila que nos resulte cómoda a la hora de transportarla y que se adapte, también, al entorno y al tipo de viaje que vamos a realizar. En este antiguo post encontraréis algunos consejos para decidir qué tipo de mochila necesitáis para vuestros próximos viajes.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

2. No más de 60 litros de capacidad

Una de las ventajas de viajar con mochila y no con maleta es la comodidad de poder transportarla sin importar el tipo de camino que transitamos. Aunque pueda parecer lo contrario a primera vista, la mochila facilita el viaje… siempre y cuando no traspasemos ciertos límites. Viajar con mochila es viajar con un concepto de mínimos por lo que queda fuera de toda lógica esos mochilones de gran capacidad. Nuestra recomendación, que las mochilas no superen los 60 litros de capacidad ni tampoco los 12-13 kilos de peso una vez llena.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

3. Menos es más

Preparar una buena mochila de viaje requiere de diferentes fases ya que resulta casi imposible hacerla a la primera, con independencia de las mochilas que hayas preparado a lo largo de tu vida. Uno siempre se excede en cuanto a equipaje se refiere, así que conviene realizar varias selecciones hasta dar con la justa medida de todo, especialmente de ropa. Así que si estáis tentados de quedaros con la primera selección, probad de meter todo lo elegido en la mochila. Ya os decimos que resultará imposible. Volved a seleccionar y, una vez hecha la segunda criba, haced otra.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

4. La duración del viaje no importa

En unuk hemos realizado viajes tanto cortos como largos (varios meses de duración) con mochila y la conclusión es que el tiempo de viaje no es importante a la hora de preparar una mochila. Vas a necesitar lo mismo, tanto si te vas tres semanas como si te vas seis meses. Solo cambia que en el de 6 meses vas a utilizarlas o necesitarlas más veces. A veces nos olvidamos de que existen lavanderías en cualquier rincón del mundo y que, por tanto, lo más práctico es reducir al máximo el número de piezas e ir lavándolas a menudo que se acumule la ropa sucia.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

5. No lleves nada de lo que no quieras prescindir

Equipo electrónico a parte, la clave de una buena mochila también reside en el poco apego a los objetos y ropa que se lleva en ella. No lleves nada que no estés dispuesto a dejar en algún lugar del viaje ya sea por olvido o por el uso continuado.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

6. Separar el contenido

Una vez tenemos todo lo que nos vamos a llevar preparado es hora de organizarlo dentro de la mochila. ¡Aquí llegan los verdaderos problemas! Principal consejo, separar por tipos de ropa (camisetas, pantalones…) y objetos (botiquín, higiene, utensilios…) y agruparlos en bolsas organizadoras o bolsas de plástico biodegradable. Así no solo se facilita el orden, sino que además se preserva el equipaje de posibles humedades y lluvias. Lamentablemente sabemos lo desagradable que es acabar con una mochila y todo su contenido en ella totalmente empapado tras un inesperado monzón.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

7. Lo más ligero en la parte inferior de la mochila

Son muchas las teorías que defienden que lo más ligero debe situarse en la parte inferior de la mochila. Especialmente, las botas y el saco de dormir en caso de viajar con uno para repartir el peso y reducir la posibilidad de sufrir lesiones o dolores de espalda.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

8. Colocar lo más pesado en la zona central

Siguiendo con la teoría del reparto de pesos, los elementos más pesados deberían ir siempre en el centro de la mochila. Si no se viaja con elementos pesados se procederá a ordenar la ropa simplemente como mejor convenga y encaje con el objetivo de no dejar huecos libres. Un centímetro puede ser muy importante.

9. Controla los objetos de ‘emergencia’

Sitúa los objetos que necesites a menudo o en situaciones de ‘emergencias’ en un lugar de fácil acceso. Nuestro lugar preferido suele ser el bolsillo superior o lateral que muchas mochilas suelen tener. Es recomendable colocar ahí el chubasquero y la funda de la mochila ante la posibilidad de lluvias inesperadas y también una chaqueta o jersey ligero para protegerse, por ejemplo, de los fuertes aires acondicionados en buses, etc.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

10. Bolsillos laterales para el día a día

Pocas cosas más molestas en un viaje que tener que reorganizar la mochila cada vez que necesitamos algo albergado en su interior. Una manera de evitarlo es utilizar apropiadamente los bolsillos laterales en nuestra mochila o, si esta no dispone de ellos, el bolsillo que suele encontrarse en el interior de la solapa principal de la mochila. Esto os proporcionará acceso fácil y rápido a los artículos más utilizados, evitando al mismo tiempo tener que quitarse y volver a colocar la mochila sobre los hombros.

Preparar-una-buena-mochila-de-viaje

¿Fácil, verdad? Pues ahora solo hace falta ponerse manos a la obra. Vuestros viajes de mochilero/a os esperan :)

¡Feliz aventura!

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.